De Leyes y Legisladores

Hipotesis Numero 1: Las Leyes están mal escritas, son esquizofrénicas y presumen su propio incumplimiento o buscan remediar el incumplimiento de otra ley.

El famoso estado de derecho se sustenta en las leyes. Pero sobretodo en su cumplimiento y en la virtud que su cumplimiento genera, o el problema que su aplicación evita.

Pero cuando el legislador no conoce de leyes, y cuando tiene un periodo finito y escaso para hacer ambas cosas (aprender a legislar y legislar) los resultados pueden ser catastróficos.

Este es un país de malas leyes, lo que conlleva a una deficiente aplicación y a la venta de corrupción que se abre.

Pero es un país de malas leyes porque las mismas leyes no nos impiden tener mejores legisladores (Catch 22!!!).

El popular debate sobre si deben o no existir los plurinominales es absurdo y limitado. Es más, que sean todos plurinominales, es no cambia nada de fondo. Lo que necesitamos, lejos del mecanismo en que son elegidos, son Legisladores con la capacidad de Legislar. Legisladores de carrera, de oficio, de experiencia y conocimientos. Muy lejanos a levantamanos o boxeadores o artistas o futbolistas. Necesitamos abogados, especialistas, estadistas, personas con una amplia integridad moral, pero sobretodo con (la mínima) capacidad. Representar por representar no ayuda. Muchas veces las mejores decisiones legislativas son las más impopulares.

Y luego viene la proyección de la idiosincracia del Mexicano a la hora de fijar cualquier regla: Alguien se va a aprovechar y le va a dar la vuelta al sistema.

Si se fijan, un alto porcentaje de las leyes llevan una clara presunción de que alguien le va a querer dar la vuelta, abusar o no cumplir. Eso hace de nuestras leyes, un mecanismo de sobreregulación absurda y compleja que nos impide ver que el 80-90% de las personas no buscan torcer el orden, y que aun con las leyes más estrictas, estas no detienen a esa minoría nociva.

Si las leyes se escribieran con una intención confiada y con la seguridad de ser cumplidas, tendríamos la mitad de las leyes y su aplicación generaría el doble de los beneficios.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s